El miedo es un sentimiento natural que nos previene de algún peligro. Lo primero que se debe hacer es identificar el peligro. Segundo pensar en cómo evitarlo. Tercero, cuando se puede, cómo solucionarlo.

El miedo a lo desconocido lo hace parecer enorme e invencible. Darle un nombre concreto lo reduce a su tamaño normal. Por ejemplo tengo miedo a las arañas. Al darle su verdadero nombre también le das a tu inteligencia un medio para vencer dicho miedo. Por ejemplo un insecticida contra las arañas.

Información Adicional