Muchas personas suelen argumentar que es necesario fingir indiferencia para atraer el Amor, y lo argumentan diciendo: “cuanto más indiferente me muestro, más me persigue”.

Quien juega con los sentimientos ajenos no siente verdadero afecto por los demás, pero también es una persona con muchas inseguridades personales y de esta manera pretende parecer más fuerte.

Información Adicional