Porque siempre que los has alcanzado hay algo o alguien que te penaliza el triunfo de manera brutal.

 

Información Adicional