Las prácticas mayas de cultivo milenarias, esto es, una agricultura ecológica que respeta la tierra, la selva y que no usa transgénicos ni agrotóxicos y por eso quieren callarlos tanto la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos indígenas y la Comisión Intrsecretarial para la Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados. Por eso los representantes de los municipios mayas Hopelchén y Tenabo acudieron a las oficians de la CNDH con la boca tapada con una cruz en señal de protesta.

Información Adicional