Se ha podido comprobar que las personas que mienten mucho o que viven en un ambiente en donde se miente siempre, la lógica matemática es muy difícil de asimilar.