Ingredientes (8 personas):
6 rebanadas de pan de molde sin orillas
150 gr. de mermelada de fresa
150 gr. de queso mascarpone
1 cucharada de azúcar glas
cacao en polvo o granillo de chocolate
hojas de menta


Extiende las rebanadas de pan de molde sobre una superficie lisa y pásales por encima el rodillo hasta que queden bien finas.

Unta 3 rebanadas con la mermelada,  las otras con el queso mascarpone mezclado con el azúcar glas.

Enróllalas. Enfría los rollitos en el refrigerador durante 1 hora para que queden más compactos.
Úntalos con mermelada y adórnalos con los granillo de chocolate o espolvoréalos con un poco de cacao en polvo. Adorna con unas hojas de menta.

Información Adicional