• 1 pulpo de 1kg y 1/2,
• 4 patatas medianas,
• 1 cebolla,
• unas hojas de laurel, sal, pimentón dulce y
• aceite de oliva virgen extra.

Elaboración
Es mejor congelarlo antes de cocinarlo porque de ese modo se rompen las fibras musculares que hacen que se quede más duro en el cocinado. Lo sacamos 24 horas antes a la nevera para que se descongele y lo echamos al agua hirviendo con una cebolla y unas hojas de laurel.
En el momento de echarlo al agua lo asustamos 3 veces, esto es, lo metemos y lo sacamos 3 veces, de esa forma veremos cómo se encoje (se asusta). Lo dejamos cocer unos 30 minutos serán suficientes.
Lo sacamos, dejamos enfriar y cortamos en rodajas las patas. También cortamos la cabeza en trozos, limpiándola bien.
En otra cazuela ponemos a cocer con un poco de sal unas rodajas de patatas de 1 cm aprox.

Servimos primero las patatas y encima el pulpo. Añadimos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, el pimentón y sal.

 

Información Adicional