4 tazas de pulpa de mango picada
1 litro de leche
1 taza de azúcar
1 1 pizca de sal

Modo de preparación
Preparación: 15 min › Tiempo extra: 3 horas congelando › Listo en: 3 horas 15 min


Licúa la pulpa de mango junto con la leche, azúcar y sal, hasta tener una consistencia homogénea. Vierte dentro de un molde de metal.
Mete al congelador y empieza a checar tu helado después de los primeros 20 minutos. Cuando las orillas empiecen a congelarse, saca del congelador y bate con un batidor de globo o batidora eléctrica para deshacer los cristales de hielo. Esto te ayudará a producir un helado más suave y cremoso. Regresa al congelador y repite el procedimiento cada 30 minutos, entre 4 y 5 veces, hasta que el helado esté completamente congelado. Si por alguna razón el helado se endurece demasiado muy rápidamente, colócalo dentro del refrigerador y permite que se suavice un poco antes de batirlo y seguir con el procedimiento.

Información Adicional