Ingredientes:
6 kiwis grandes
1 taza de chocolate oscuro
¼ de taza de aceite de coco

Preparación:
Pela los kiwis y córtalos en rodajas de aproximadamente 1.5 cm. de espesor. Perfora cada una de las rodajas con un palito de paleta o palillo y colócalos en una bandeja forrada con papel encerado. Congela durante al menos cuatro horas.
Mientras tanto, derrite la taza de chocolate y el aceite de coco a baño María, o en el microondas durante 15-30 segundos a la vez. Sumerge el kiwi congelado en el chocolate derretido las vuelves a congelar.

Información Adicional