50 gr de manteca de cacao
60 gr de nuez o almendra e trozos
250 gr de chocolate negro


Fundir el chocolate al baño maría o en el microondas con la máxima potencia al rededor de un minuto y medio teniendo cuidado de que no se queme.

Mezclar las almendras con el chocolate fundido cuando esté tibio y verter en el molde de silicón.

Ponerlo en el refrigerador durante unas 2 horas.