Ingredientes (8 personas):
6 rebanadas de pan de molde sin orillas
150 gr. de mermelada de fresa
150 gr. de queso mascarpone
1 cucharada de azúcar glas
cacao en polvo o granillo de chocolate
hojas de menta


Extiende las rebanadas de pan de molde sobre una superficie lisa y pásales por encima el rodillo hasta que queden bien finas.

Unta 3 rebanadas con la mermelada,  las otras con el queso mascarpone mezclado con el azúcar glas.

Enróllalas. Enfría los rollitos en el refrigerador durante 1 hora para que queden más compactos.
Úntalos con mermelada y adórnalos con los granillo de chocolate o espolvoréalos con un poco de cacao en polvo. Adorna con unas hojas de menta.

10 Porciones

Ingredientes
1 kg de membrillo
1 kg de azúcar
200 ml de agua

Preparación
1. Limpia muy bien los membrillos y cuécelos en una olla con agua por aproximadamente 1 hora o hasta que suavicen. Pélalos y machácalos hasta formar un puré.
2. Calienta el agua y el azúcar en una olla por unos minutos para formar un almíbar. Añade la pulpa y sigue cocinando a fuego bajo hasta que notes que cambia de color a un ámbar o marrón.
3. Viértelo en un recipiente de vidrio y déjalo enfriar. Corta con un cuchillo húmedo y sirve las porciones.

Ingredientes:
6 kiwis grandes
1 taza de chocolate oscuro
¼ de taza de aceite de coco

Preparación:
Pela los kiwis y córtalos en rodajas de aproximadamente 1.5 cm. de espesor. Perfora cada una de las rodajas con un palito de paleta o palillo y colócalos en una bandeja forrada con papel encerado. Congela durante al menos cuatro horas.
Mientras tanto, derrite la taza de chocolate y el aceite de coco a baño María, o en el microondas durante 15-30 segundos a la vez. Sumerge el kiwi congelado en el chocolate derretido las vuelves a congelar.

Ingredientes para 8 raciones

220 gr piña natural
170 gr crema de coco
20 gr ron blanco
3 claras de huevo
25 gr azúcar glass
8 cerezas partidas por la mitad

1. Pon en el vaso de la batidora y la piña cortada trozos. Si no tienes crema de coco, puedes añadir pulpa de coco rallado, entonces deberás añadir también azúcar al gusto, pues no es tan dulce como la crema de coco.
2. Batir las claras con el azúcar glass y mezclar con el dulce, pásala a un recipiente con tapa al congelador. Cada hora aproximadamente, sácalo para batir y evitar que se formen cristales.
3. Saca bolas con una cuchara para helados, sírvelo en copas y decora con cereza, para finalizar, y sólo para adultos, agrega si lo deseas un poco de ron.