Preparación: 25 minutos
Cocción: 20 minutos

Ingredientes

1 ½ kilos de piña picada
¾ de kilo de azúcar
1 limón pequeño

En un cazo de peltre o de cerámica mezcla la piña con el azúcar y el jugo de un limón.

Dejar reposar 20 minutos para que la piña suelte su jugo.

Moler la mezcla solo un poco.

Cocinar la mezcla durante 20 minutos.

Enfrascar cuando todavía está muy caliente en frascos esterilizados y cerrar perfectamente.

Etiquetar con el nombre de la mermelada y la fecha de preparación.

La mermelada se refrigerará sólo después que se haya abierto el frasco.

Preparación: 20 minutos
Cocción: 25 minutos

Ingredientes
Un kilo y medio de fresas maduras
¾ kg de azúcar
2 cucharadas de jugo de limón

Limpiar bien las fresas, lavándolas con abundante agua fría, escurrirlas y quitarles los rabitos. Ponerlas en una cazuela. Añadir el azúcar, dejarlas a que las fresas suelten su jugo.
Poner la cazuela al fuego lento. Añadir el jugo del limón y cocer durante 25 minutos.
Verter la mermelada en tarros esterilizados.

1 Elegir
Escoge siempre productos de primera calidad. Cuando la fruta no está del todo madura, tiene un mayor grado de acidez, lo que facilita su conservación.

2 Lavar
Coloca las frutas o verduras en un colador y lávalas con agua fría.

3 Preparar
Pela, trocea la fruta o verdura. Pésala para calcular la proporción de azúcar necesaria. Se necesitan 750 gr de azúcar por un kilo de pulpa de fruta o verdura.

4 Cocer
Se colocan la pulpa y el azúcar en un recipiente al fuego durante aproximadamente 15 a 20 minutos, o hasta que se haya hecho mermelada.

5 Enfrascar
Llena los frascos hasta un centímetro de la boca del frasco. Limpia los bordes. Ciérralos.

6 Esterilizar
Coloca los frascos en una cazuela amplia, llénala de agua y hierve durante 10 minutos.

7 Etiquetar
Cuando enfríen los frascos coloca una etiqueta en la que se indique el contenido y la fecha de envasado. Las conservas deben guardarse en un lugar seco, fresco ( entre 10 y 15 grados centígrados)

8 Conservación
La duración de la conserva casera puede ser de un año. Pero con el tiempo va disminuyendo algo su sabor, color y valor nutritivo. Las mermeladas, una vez abierto el tarro, pueden consumirse durante 15 o 20 días, guardándolas en el refrigerador.