Cosas que necesitarás

Cinta de medir
Una regla recta
bolsa plástica
dos palos livianos para el marco - pueden ser palos, pajillas o palillos rectos
15 m (50 pies) de cuerda o cordón
tijeras
cinta adhesiva resistente y transparente
plástico extra (para la cola)

Como hacer la cometa

Calcular las dimensiones. Con la cinta de medir puedes calcular qué tan largas deben ser las piezas que utilizarás para el marco en comparación con el tamaño de bolsa plástica que tienes. Si se trata de una bolsa de las que se utilizan para guardar abarrotes, entonces deben medir unos 29 × 15 cm (11 × 6 pulgadas). Eso quiere decir que debes hacer una cruz o una 't' en la que un palo mida 29 cm y el otro 15 cm.

Extiende la bolsa plástica sobre una superficie plana y corta los lados y las asas para obtener un pedazo grande de plástico.

Mide la cometa en el plástico dibujando una forma de diamante. ¡Todavía la no cortes!

Puedes hacer la forma de diamante formando una 't' minúscula o una cruz en el plástico y una regla recta para conectar todos los puntos alrededor de la cruz.

El tamaño depende del tipo de bolsa plástica que tengas y de tus preferencias personales.

Forma la cruz con los materiales que tienes para el marco. Los palillos de bambú son la mejor opción para hacer el marco, debido a su tamaño y peso; sin embargo, usar otro tipo de palos también podría servirte.

El marco es esencial para mantener el plástico extendido y sostener tu cometa en el aire.

Mide la longitud y el ancho del diamante para calcular los tamaños de las piezas para el marco.

Para asegurarte de que la cruz quede uniforme: marca la más corta de las piezas para el marco en el centro (la mitad de su longitud) y la otra pieza a una cuarta parte de su longitud.

Haz una cruz o una 't' con los palillos, de modo que las dos marcas queden una sobre otra.

Amarra el marco para unirlo. Asegura la cruz enrollando una línea de pescar un cordón alrededor de las uniones del marco y amarrando.

Une el cuerpo a la cometa. Una vez que hayas cortado la forma de diamante, coloca el marco encima del plástico. Asegura el marco a la bolsa de plástico colocando cinta adhesiva a lo largo de los extremos de cada uno de los bordes. Luego, envuelve el plástico con la cinta para asegurarte que esté firme.

Ponle el puente tu cometa. Usa un alfiler para hacer dos agujeros pequeños a través del plástico cerca de la unión con el marco. Es mejor usar una aguja o algo pequeño; también puedes usar un alambre plastificado pequeño, de los que se usan para cerrar bolsas. Pasa el cordón a través de uno de los agujeros y luego a través del otro para luego amarrarlo y asegurarlo encima de la unión, haciendo un lazo a un costado del marco para tener un espacio donde amarrar la línea tensa después.

Haz la cola de la cometa. Usa otra bolsa para cortar tiras largas de plástico. Amárralas hasta formar una cola que tenga una longitud unas 10 veces mayor que la de la cometa. Amarra la cola al extremo del marco de la cometa.

La cola de la cometa es muy importante para su estabilidad en el aire y también para evitar que caiga en picada.


Haz la línea tensa. Corta unos 15 m (50 pies) de cuerda y enróllala alrededor de un pedazo de madera liviana o cartón rígido que mida unos 15 cm. Esta será tu manija.

Puedes usar un palo de tu jardín o, incluso, el palito de una paleta para hacer la manija.

Asegura la línea tensa. Ata el extremo de la cuerda o cordón al lazo de la cometa. Puedes hacerlo formando otro lazo o haciendo un nudo de seguridad con tu misma cuerda. Ahora sí, ¡tu cometa está lista para volar!