Materiales
Una sábana vieja
Una tijera
Un marcador negro
Una gorra tejida o de tela
Una engrapadora

Coloca la gorra en la persona que va a usar el disfraz. Si tiene algún tipo de visera que quede hacia atrás.
Coloca sábana sobre la persona cuidando que quede bien centrada.
Engrapa a los lados la sábana con la gorra cuidando de no atrapar el pelo del que se va a disfrazar.
Marca con el marcador el lugar de los ojos y retira la sábana con todo y gorra ya fijada por las grapas.
Pinta de negro los ojos y la boca.
Recorta unos agujeros pequeños en el lugar central de los ojos para que el disfrazado pueda ver.
Recorta picos o tiras a lo largo de los bordes y ya está terminado el disfraz