El olor a cigarrillos es muy desagradable y no parece fácil de eliminar. Con un poco de tiempo y vinagre se puede eliminar muy bien.

Después de ventilar bien la habitación y eliminar el contenido de los ceniceros es necesario colocar en el centro de la habitación una taza con vinagre blanco.

Dejar el vinagre durante 12 horas y después desechar ese vinagre.

Cualquier otra acción de limpieza, ahora, no tapará ya los olores, puesto que han desaparecido.