Estos jarrones son un bonito detalle para ese rincón especial de tu hogar. Puedes elegir los colores que mejor convienen con tu espacio y decoración.

 
Materiales:

Jarrón de vidrio

Pintura en aerosol color verde o rojo y azul

Papel autoadhesivo

PROCEDIMIENTO

1-Proteger la parte externa del jarrón. Con la pintura en aerosol color elegido pintar el interior.

2-Para preparar la plantilla, cortar cuadrados de papel autoadhesivo. Dentro de cada uno, marcar un círculo y un cuadrado más pequeño. Por último cortar, separando todas las partes.

3-Adherir los cuadrados calados sobre el jarrón formando un damero. Pegar las formas circulares

Confecionar este bolso de 60 x 60 es muy fácil.

   

SE NECESITA

Tela acolchada, 135 cm de ancho: 0,85 m.

Forro, 140 cm de ancho: 0,55 m.

Un resto de piel auténtica o de imitación, de unos 65 x 35 cm.

1 cremallera separable bidireccional, 60 cm de largo.

Cordón, de 1,5 cm de diámetro, aproximadamente: 2,00 m.

4 semianillas, ancho del travesaño 3 cm.

4 tachuelas para enroscar o remachar.

Para el fondo del bolso, cartón fuerte, o entretela rígida: un trozo de 22 x 40 cm. Hilo de coser.

Pegamento textil, o pegamento en barra.

Géneros recomendados: Telas con algo de cuerpo.

ANTES DE CORTAR

Dibujar sobre papel de seda las piezas de patrón, a tamaño natural, para el bolso y las trabillas, de acuerdo con los centímetros indicados en los patrones.

Las asas se pueden dibujar directamente sobre la piel (las medidas

se indican a continuación en “Corte”).

CORTE

Tela acolchada: - pieza de bolso 2 veces

Forro: - pieza de bolso hasta la línea del forro 2 veces

Piel: - trabilla 8 veces

- 2 asas, 62 cm de largo por 7 cm de ancho, ancho acabado 3,5 cm.

Primero, hay cortar las piezas de bolso y también las asas con márgenes de costura de 1 cm de ancho, por todo el contorno; seguidamente, cortar las trabillas del bolso, pero sin márgenes de costura.

Marcar las líneas de doblez en el derecho de la tela, con puntos de hilván.

   

CONFECCIÓN

Al hilvanar y pespuntear las costuras, los derechos de la tela deben estar encarados. Rematar el principio y final de las costuras con unos puntos hacia atrás.

1. Cremallera: Para aplicar la cremallera primero hay que prender las dos mitades de la cremallera separable bidireccional con el lado superior sobre el derecho de la tela de los cantos superiores del bolso, de tal forma que los dientecitos de la cremallera queden en el bolso, y las cintas encima de los márgenes de costura. Los extremos inferiores de la cremallera deben quedar a 1,5 cm de distancia de las líneas marcadas de las costuras laterales. Por último, aplicar las cintas de la cremallera para el bolso con la ayuda de un pespunte (1).
 

2. Unir las piezas de bolso: Sobreponer las piezas de bolso, encarando los derechos; unir con un pespunte los cantos laterales e inferiores superpuestos (2).
 
Separar los márgenes de costura con la plancha. Para formar las esquinas inferiores del bolso, doblar el bolso encarando los derechos, y de forma que la costura inferior coincida con la costura lateral. Prender la costura transversal. Pespuntear (3).

 

3. Forro, y canto superior del bolso: Unir las piezas del forro de mismo modo que las piezas de tela exterior, pero dejando en el medio de la costura inferior una abertura de unos 30 cm, para poder dar la vuelta. Dar la vuelta al forro y ponerlo en el bolso, encarando los derechos. Prender los cantos superiores del forro sobre las cintas de la cremallera, y aplicarlos con un pespunte en las costuras de aplicación de la cremallera. Tirar del forro del bolso, sacándolo hacia arriba. Para dar la vuelta, meter la mano por el trozo de costura abierto del forro, sujetar el canto inferior del bolso, y tirar de él, sacándolo hacia arriba. Meter el forro en el bolso, encarando los reveses, y doblando los cantos superiores del bolso hacia dentro por las líneas de doblez. Pasar un pespunte a 8 cm del canto superior del bolso.

4. Fondo del bolso: Para el fondo del bolso, colocar el cartón o la entretela rígida (22 x 40 cm) en el bolso, introduciéndolo a través del trozo de costura abierto del forro. Fijar con puntadas a mano los cantos cortos del fondo en los márgenes de las costuras transversales. Cerrar el trozo de costura abierto del forro. Cerrar la cremallera.

5. Trabillas: Pegar superpuestas cada dos piezas de trabilla, encarando los reveses. Poner los cantos estrechos de las trabillas en la línea de doblez alrededor de las semianillas, y fijarlos con pegamento en el dorso de las trabillas (4).
 
Prender las trabillas sobre el bolso, a 15 cm de distancia de las respectivas costuras aterales; la distancia entre el canto superior de las trabillas y el canto superior del bolso tiene que ser de 1 cm. Aplicar las trabillas con un pespunte en un ancho de 5 mm.

6. Asas: En las piezas de piel, doblar los márgenes de los cantos largos en un ancho de 1 cm hacia dentro, y fijarlos con pegamento. Doblar las asas a lo largo, por la mitad, con el revés hacia dentro. Unir los cantos abiertos superpuestos con un pespunte al canto. Cortar del cordón 4 trozos de 48 cm de largo, respectivamente. Entrepasar dos cordones, uno al lado del otro, por el interior de las respectivas asas (para ello usamos un imperdible o alfiler de seguridad). Doblar los extremos de las asas (sin cordón), de forma que la costura quede en el medio del asa. Poner los extremos en un trozo de 3,5 cm alrededor de las semianillas, y fijarlos después con las tachuelas. Disponer en el bolso varios pliegues de aproximadamente 6 cm de profundidad, tal y como se ve en el modelo, y fijarlos con la ayuda de unas puntadas. A discreción, se pueden cortar del resto de la piel dos tiras de unos 10 cm de largo por 1 cm de ancho. Doblar las tiras a lo largo, y unir los cantos superpuestos con un pespune. Para terminar, fijar las cintitas de piel en los tiradores de la cremallera.


 

Materiales

Un taburete o puff

Cuero ecológico blanco o curpiel

Diseño animalprint

Pinturas color blanco y negro

Laca transparente en aerosol

Goma espuma y madera

Engrampadora

PROCEDIMIENTO

1-Transferir el diseño sobre el cuero con un papel carbón. Con pintura blanca cubrir los espacios entre las manchas, dejar secar. Pintar las manchas con negro.

2- Dar una segunda mano de pintura sobre cada mancha negra, esta vez pincelando en un sentido para definir el pelaje. Con la pintura fresca pincelar el borde de la mancha hacia el blanco, para dar más realismo al pelo. Realizar este procedimiento en todas las manchas siempre respetando el sentido del pelaje.

3- Rociar el cuero pintado con laca transparente para sellar y proteger la pieza. Dejar secar y dar una segunda mano.

4- Para tapizar el puff, colocar el cuero con el diseño hacia abajo, superponer la goma espuma y luego la madera. Tomar uno de los lados del cuero y llevarlo sobre la madera, tensar bien y fijar con una grampa en la parte media, hacer lo mismo con el lado opuesto. Repetir esta operación con los dos lados restantes. Continuar colocando grampas por todo el contorno. Ubicar el asiento sobre el puff.

CREAR PULSERAS CON NUDOS

Puede empezar creando algunas pulseras sencillas, y la diversidad de colores y permite crear pulseras para niños y niñas. Los materiales son fáciles de adquirir en los bazares, son como tubitos huecos de colores o ligas. Por la elasticidad se pueden crear pulseras divertidas haciendo nudos, y trezas

 

Tips para crearlas: El primer paso es hacer un nudo puedes hacerlo utilizando un lapicero.

Debes apretarlo bien y luego separarlo del lapicero, luego haz un segundo nudo. Si deseas combinar dos colores o más debes agregar el segundo tubito antes del segundo nudo y asegurarlo.

Paso 2

Puedes comenzar haciendo una trenza de dos hebras, como si fueras enrollando ambos tubitos, luego de cuatro vueltas elabora un nudo plano, para mejorar el estilo, continúa dos vueltas, haz otro nudo plano y continua.

Paso 3

Al finalizar haz un nudo y estíralo para disminuir el grosor. Debes cortar lo sobrante. Recuerda que el tamaño debe ser mediano, para que puedas deslizar la pulsera hasta tu muñeca.

Pulseras de cuerda (hilos de plástico)

También se puede encontrar cuerdas plásticas (hilos o ligas) en los bazares, son de colores y suelen ser elásticas, por lo que se puede elaborar variedad de manualidades, como pulseras y collares. Como el material es más delgado puede ser un poco más sofisticado y versátil.

Trucos de cómo crear pulseras con trenzas.

Materiales

- 1 cuerda plástica (hilo) verde

■1 cuerda plástica (hilo) amarilla

■1 cuerda plástica (hilo) negra o blanca

■Tijeras

Paso 1

Coloca las tres cuerdas y átalas a un lápiz u otro objeto delgado sin que se mueva.

Paso 2

Una vez atadas toma una de las cuerdas y colócala en medio de las otras, la del otro extremo colócala sobre esta y la cuerda de en medio pasa al lado contrario de la última. De esta forma vas formando una trenza de tres hebras, hasta terminar.

Paso 3

Al final haces un nudo con dos cuerdas y la sobrante la introduces entre las dos amarradas. Luego corta lo sobrante. Ahora ya tienes tu pulsera, puedes ir variando con nudos más complicados y trenzas de cuatro hebras o más.

Paso 4

Puedes agregar calcomanías o piedras que puedan introducirse dentro de la cuerda. Pon atención a los colores.Las buenas combinaciones te ayudaran a que luzcan bonitas tus pulseras de plástico.