Hay muchas teorías sobre la falta o el exceso de límites dentro de la familia, lo más importanate es que los límites sean consistentes, adecuados a los valores familiares y a la sociedad en que vive la familia.


Los límites y valores aprendidos dentro de la familia serán los factores de éxito para todos y cada uno de sus miembros.
Estos límites y valores se inician desde la pareja. Sin límites de respeto y atención a los sentimientos de ambos miembros de la pareja no habrá matrimonio que dure. El aprender a ponerse de acuerdo y la fidelidad a dichos acuerdos es la fortaleza mayor de cada familia.