Al jugar se desarrollan la inteligencia social y emocional


1. Porque contribuye a desarrollar motivaciones intrínsecas
2. Porque aprenden a controlar sus vidas y a manejar sus condiciones físicas y el entorno
3. Porque aprenden a tomar decisiones, resolver problemas, ejercer autocontrol y seguir reglas
4. Porque aprenden a regular sus emociones
5. Porque hacen amigos y aprenden a llevarse bien con iguales
6. Porque los hace felices