Las principales prioridades de este año para la ONU: el
cambio climático y el costo real de la deforestación.


Una de las conclusiones clave de la sesión
2019 del Foro(de las Naciones Unidas sobre
los Bosques, que se reúne todos los años en
la sede de la ONU, en Nueva York para
monitorear el progreso del cumplimiento de
los seis Objetivos Forestales Mundiales) fue
que, con demasiada frecuencia, los bosques
están infravalorados, porque es difícil poner
un valor monetario claro a todas las
contribuciones positivas que hacen al mundo.

Como resultado, el verdadero costo no se
tiene en cuenta cuando se toman decisiones de
políticas sobre el uso de la tierra, como
medidas para limpiar las tierras forestales
para utilizarlas en la agricultura comercial.

La importancia de la financiación fue otro
elemento importante de la sesión: una
financiación suficiente es un elemento
esencial para garantizar una acción eficaz
que detenga la deforestación y la
degradación, promueva una gestión sostenible
y aumente la superficie forestal mundial.

A pesar del papel central que desempeñan los
bosques en la protección del medio ambiente,
solo el 2% de los fondos disponibles para la
mitigación del cambio climático se destinan a
los esfuerzos para reducir la deforestación.