La cannabis índica o marihuana es originaria de la India. Ahí fueron descubiertas sus variedades psicoactivas, y con ellas fue producido el hachís.

Un estudio iniciado por el farmacólogo Peter N. Witt y terminado por la NASA analizó el efecto de las drogas en arañas. Con dosis de diferentes sustancias disueltas en agua azucarada, las arañas tejían su red con patrones distintos dependiendo la toxicidad de lo que tomaron.

A las arañas a las que se les administró una dosis de marihuana comenzaron su tarea, pero fueron incapaces de mantener la concentración.