Son las palomas aves pacíficas, que prefieren huir ante el peligro antes que atacar. Generalmente se les observa durante el día, y por la noche acostumbran descansar. Si hace mucho calor en el día dejan sus actividades y se refugian para evitar que su cuerpo se sobrecaliente. Pueden pasar mucho tiempo juntas y alimentarse en bandadas. Son muy vocales, es decir, emiten varios tipos de vocalizaciones con distintos fines como atraer una pareja o mostrar alarma.

Son, al parecer, más inteligentes de lo que se cree, como se ha comprobado con las palomas bravías salvajes, domésticas y ferales. La Columba o paloma, es capaz de recordar cientos de imágenes durante largos períodos de tiempo, distinguir diferentes tipos de objetos. Su capacidad para orientarse y por eso ser una buena mensajera se debe a esta cualidad.