Según un estudio reciente los indígenas de la etnia Kuna de Panamá reducen a un diez por ciento el riesgo de padecer ataques apopléticos, paros cardíacos, cáncer y diabetes. La razón no es otra que tomar unas 40 tazas a la semana de un brebaje de cacao.

Autoridades sanitarias europeas recomiendan introducir el chocolate (producto elaborado con cacao) en la dieta. Es rico en vitaminas, fósforo, magnesio y potasio. No obstante, se ha de tomar con moderación pues aunque su grasa, una manteca de cacao no aumenta el colesterol, su aportación energética es tan importante que debe combinarse con la práctica de ejercicio físico.

LA ETNIA KUNA.

De igual modo y como si se tratara de una vitamina, el estudio revela que un compuesto del cacao es tan bueno como la penicilina, al poseer virtudes curativas que podrían compararse a este fármaco, y también a la anestesia, en importancia para la salud pública.

Según Norman Hollenberg, profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, se trata de la epicatequina, un compuesto en el brebaje de cacao natural que beben los indígenas de la etnia Kuna de Panamá. Esa sustancia también puede encontrarse en ciertos tipos de té, vino, chocolate y algunas variedades de frutas y verduras.

En un informe se señaló que los indígenas Kuna consumen hasta 40 tazas de la bebida a la semana.

Como resultado, cuatro de las cinco enfermedades más letales, los ataques apopléticos, los paros cardíacos, el cáncer y la diabetes, se reducen a sólo 10 por ciento entre los miembros de ese grupo étnico.

AL USO DE LAS VITAMINAS.

El informe sobre el estudio manifiesta que, aunque este es resultado sólo de observaciones, las conclusiones son tan impresionantes que plantean la posibilidad de que la epicatequina sea considerada una vitamina.

La definición de vitaminas indica que son sustancias esenciales para el funcionamiento, metabolismo, regulación y crecimiento de las células y se considera que su ausencia en el organismo es la causa de algunas enfermedades.

La relación entre un alto consumo de epicatequina y el menor riesgo de enfermedades letales es tan asombrosa que debería investigarse más aún. Es posible que esas enfermedades sean resultado de una deficiencia de epicatequina.

Por otro lado y a finales del año pasado, un grupo de investigadores estadounidenses descubrió que el chocolate, al igual que sucede con la aspirina, ayuda a prevenir males cardíacos.

Un informe presentado en la reunión anual de la Asociación de Cardiología de Estados Unidos, en Chicago, así lo avalaba a través de unos científicos que señalaron que el chocolate en pequeñas cantidades, puede reducir el riesgo de un ataque cardíaco al disminuir la tendencia de las plaquetas a coagularse y obstruir los vasos capilares.

Pero la investigadora advierte de que el resultado de su trabajo no constituye una recomendación para consumir grandes cantidades de chocolate, el cual generalmente contiene azúcar, mantequilla y crema, ingredientes que contribuyen al aumento de peso.