La dificultad para detener la violencia no solo se refiere a la conducta anti-social de algún o algunos desadaptados sociales. El silencio de los indiferentes hacia el sufrimiento de las víctimas de la violencia, es también parte crucial de dicha dificultad para restaurar el estado de derecho.

Ante la intensa ola de calor, se pueden ver a varios pájaros muertos en las aceras.

Sólo con poner recipientes con agua en balcones y terrazas para los pájaros les salva la vida.

Hay acciones sencillas con las que podemos contribuir activamente el la lucha contra el calentamiento global. Son actividades que todas las familias tenían como costumbre y que desgraciadamente se han perdido de manera irreflexiva.

No dejar luces o televisiones encendidas cuando no hay nadie en la habitación.

No desperdiciar alimentos.

“El impacto socioeconómico del cambio climático se está acelerando”, según el informe sobre El estado del clima 2018 de la Organización Meteorológica Mundial, en el que se constata que las concentraciones récord de gases de efecto invernadero en la atmósfera están acercando las temperaturas del planeta a niveles cada vez más peligrosos.

Como viene insistiendo desde hace meses y repitió el pasado jueves ante los líderes reunidos en la Asamblea General y ante la prensa, el Secretario General de la ONU señaló que todas estas evidencias ponen de manifiesto la necesidad de actuar rápidamente y de hacerlo a través de medidas concretas.