Hay acciones sencillas con las que podemos contribuir activamente el la lucha contra el calentamiento global. Son actividades que todas las familias tenían como costumbre y que desgraciadamente se han perdido de manera irreflexiva.

No dejar luces o televisiones encendidas cuando no hay nadie en la habitación.

No desperdiciar alimentos.

“El impacto socioeconómico del cambio climático se está acelerando”, según el informe sobre El estado del clima 2018 de la Organización Meteorológica Mundial, en el que se constata que las concentraciones récord de gases de efecto invernadero en la atmósfera están acercando las temperaturas del planeta a niveles cada vez más peligrosos.

Como viene insistiendo desde hace meses y repitió el pasado jueves ante los líderes reunidos en la Asamblea General y ante la prensa, el Secretario General de la ONU señaló que todas estas evidencias ponen de manifiesto la necesidad de actuar rápidamente y de hacerlo a través de medidas concretas.

Según el último reporte de UNICEF: "Uno de cada tres estudiantes entre 13 y 15 años han sido víctimas del bullying o acoso escolar".


El acoso escolar se asocia con psicopatología que requiere de atención psiquiátrica oportuna.

Se han diagnosticado trastornos psicopatológicos en alumnos de escuelas mexicanas. Según los psiquiatras que analizaron a estos grupos que se han visto envueltos en el fenómeno bullying presentan los siguientes trastornos.