El ejercicio físico aeróbico practicado de forma regular aumenta la memoria y la capacidad de aprendizaje debido a que permite la liberación de hormonas que mejoran la memoria.

Las personalidades adolescentes que, careciendo de habilidades sociales, se dedican a romper los objetivos de aprendizaje, se empantanan en el conflicto de personalidad de querer parecer lo que no son ni pueden. Piensan que al cambiar los rumbos del instituto escolar tienen fuerza sin pensar que pierden oportunidades de aprendizaje propio y del grupo de estudios entero.

Las pruebas de inteligencia tienen, por lo general, tres aspectos a tomar en cuenta.


La etapa de la adolescencia es crucial en el desarrollo de habilidades emocionales al igual que las físicas y mentales.
En la medida que a los adolescentes asumen responsabilidades adquieren confianza en sus capacidades y arraigan valores de gran impacto en su calidad de vida.