¿Es seguro darle a los niños en edad preescolar Ritalin para atender el trastorno de deficit de atención?

Esa pregunta buscó ser respondida por el primer estudio a largo plazo auspiciado por el gobierno estadounidense que se hizo en menores de esa edad, y se descubrió que ese fármaco estimulante produce algunos efectos secundarios. El medicamento no se recomienda para ser recetado a niños menores de seis años.

La investigación se hizo debido a la preocupación que surgió luego que se publicaran informaciones en el sentido de que había aumentado dramáticamente el número de niños en edad preescolar que habían consumido algún fármaco psiquiátrico, entre ellos el Ritalín.

" La seguridad no está establecida adecuadamente y la eficacia mucho menos", señaló el médico Sidney Wolfe, del grupo de vigilancia Public Citizen.

Aproximadamente el 40% de los niños que consumieron el medicamento desarrollaron efectos secundarios y un 11% de ellos abandonó el estudio debido a problemas entre los que se encontraba la irritabilidad del menor, pérdida de peso, insomnio y crecimiento menor al esperado.

Los niños que consumieron metilfenidado, que es la sal con la que se produce el Ritalín, crecieron aproximadamente 1,25 centímetros menos y ganaron aproximadamente un kilo de peso menos de lo esperado durante el estudio, que duró 70 semanas.

"Es una catástrofe. Simplemente abre el camino para drogar a los niños más pequeños", afirmó el doctor Peter Breggin, un psiquiatra de Nueva York y un añejo crítico de la prescripción de fármacos psiquiátricos a niños.

Educación a distancia Vs. Estudios independientes

La educación a distancia y el estudio independiente no son elementos contradictorios ni excluyentes sino complementarios, ya que la educación a distancia es una modalidad que, por su propia naturaleza, propicia el desarrollo de ambientes de aprendizaje, en donde el alumno es el protagonista de sus propios procesos de asimilación y construcción de conocimientos, sin la necesidad de un contacto físico directo con el profesor y la institución. En ese sentido, es importante señalar textualmente la definición planteada por Lorenzo García Aretio: La enseñanza a distancia es un sistema tecnológico de comunicación bidireccional (multidireccional), que puede ser masivo, basado en la acción sistemática y conjunta de recursos didácticos y el apoyo de una organización y tutoría que, separados físicamente de las y los estudiantes, propician en éstos un aprendizaje independiente (cooperativo) *1

Así pues, la educación a distancia se caracteriza por una separación profesor-alumno, por la utilización de los medios técnicos y por la organización apoyo-tutoría, bajo un esquema de comunicación multidireccional de enfoque tecnológico, que propicie un aprendizaje independiente y flexible.

En paralelo a la definición de educación a distancia, veamos qué se entiende por estudio independiente: "...es un proceso dirigido hacía el autocontrol y la autoevaluación, como una actividad orientada hacía la formación de habilidades intelectuales para la construcción ininterrumpida de conocimiento y aprendizaje... *2

Para clarificar, con el estudio independiente se busca ir más allá del aprendizaje tradicional, se pretende generar en el individuo la conciencia en las posibilidades de su autodesarrollo, a partir de la adopción e incorporación de nuevas herramientas y habilidades intelectuales que permitan un aprendizaje significativo y constante.

Así pues la modalidad de educación a distancia, se convierte en una estrategia educativa basada en la aplicación de la tecnología, sin limitación de tiempo, lugar, ocupación o edad del estudiante y que rebasa la presencia física, cotidiana y obligada del alumno en la escuela para favorecer la generación de un ambiente de aprendizaje que impulse e integre el estudio independiente como proceso de aprendizaje idóneo.

Par promover el estudio independiente es necesario considerar, como elementos indispensables: a) que el aprendiz mantenga una motivación que le permita conferirle sentido a lo que se propone hacer o estudiar, b) contar con el material de estudio necesario y pertinente, de tal suerte que éste tenga un significado en su estructura cognoscitiva y con su esquema de conocimientos, sin olvidar la importancia de lo que suele llamarse la infraestructura que, en el caso del estudio independiente en la educación a distancia, implica el apoyo no presencial de tutores, la interacción sincrónica o asincrónica con compañeros y asesores, así como el uso de los diversos medios de comunicación como herramientas de apoyo, etcétera.

El estudio independiente, en tanto autocompromiso de aprendizaje, sujeto al autocontrol y a la autoevaluación, requiere del estudiante no sólo la necesaria motivación para el aprendizaje sino también del contacto con objetos, hechos e ideas, del desarrollo de la capacidad de comprensión para entender por sí mismo fenómenos y textos, para planear acciones y solucionar problemas así como para mantener el propósito de adquirir competencias y habilidades que le permitan incorporar nuevos conocimientos de manera ininterrumpida.

El estudio independiente se presenta como una excelente alternativa dentro de la modalidad a distancia, tomando en consideración la importancia de la interacción entre el esquema de conocimientos, la infraestructura, el material y los contenidos que propicien un ambiente de aprendizaje pertinente para el alumno.

Los ambientes de aprendizaje en la educación a distancia.

La generación de un entorno propicio para la enseñanza resulta ser una labor de filigrama para el educador y de enorme valor para el proceso de aprendizaje del alumno, en especial para el estudiante independiente a distancia.

Un ambiente de aprendizaje puede entenderse como un complejo tejido de elementos, en el cual existe y se desarrolla el sistema de aprendizaje, cuyo objetivo es generar mejores relaciones educativas, ya sea entre personas, con instrumentos, con el currículo, con las personas con respecto a sí mismas, y en general con todo el entorno, y en ejes tanto físicos y espaciales como históricos y sociales. *3

Retomando el comentario coincidente de A. Viesca *4 y Manuel Moreno Castañeda *5, en un ambiente de aprendizaje del ámbito institucional habría que considerar los aspectos materiales y los aspectos subjetivos como la afectividad, la interactividad, la cultura y la intencionalidad institucional que se explica en la currícula.

En sentido amplio un ambiente de aprendizaje es un entorno en el que se integran valores naturales, sociales y culturales que coinciden en un lugar y un momento determinado y que influyen en el desarrollo cognoscitivo, afectivo y material del ser humano. En el caso que nos atañe, el actor al que se dirigen todos los esfuerzos es el estudiante que se encuentra dentro de un sistema de formación.

De acuerdo a la clasificación sugerida por Viesca *6, para la formación de un ambiente de aprendizaje, que busca desarrollar un sistema de formación apropiado, deben tomarse en cuenta algunas dimensiones como la intencionalidad, el perfil, el tiempo, el lugar, el currículo, la interactividad y el producto.

La intencionalidad es el punto de partida, es la decisión de llevar a cabo un sistema educativo que permita a alguien transformarse a sí mismo y a su entorno, mediante el desarrollo de sus habilidades, valores y conocimientos, pero también se convierte en punto de llegada, ya que en el cumplimiento de la intención se verifican los logros realizados.

El perfil implica el conocimiento e identificación de las características más importantes de los sujetos (alumnos, profesores e institución), con el objetivo de generar procesos de formación fructíferos.

El tiempo es la dimensión que nos permite establecer la oportunidad o pertinencia de una propuesta formativa en su dimensión temporal, pues ésta puede ser por un periodo determinado o tener un funcionamiento abierto.

El lugar, al igual que el tiempo, es una dimensión espacial en donde se ubican las personas que participan en una situación educativa. En el caso de la educación presencial, el individuo se encuentra físicamente presente en un ambiente concreto y bajo condiciones preestablecidas, en tanto que en la educación a distancia las interacciones se dan en distintos sitios y empleando diversos recursos para la comunicación. Es importante destacar que dentro de esta dimensión deben considerarse aspectos como la versatilidad, el movimiento, la distribución y la disposición de las y los participantes.

El currículo implica el conjunto de los plantes y programas de estudio, que incluyen objetivos formativos y académicos, contenidos, metodologías de enseñanza, aprendizaje y evaluación, así como los recursos y la secuencias de los contenidos básicos.

La interactividad parte del principio de que sin comunicación no puede darse un verdadero proceso formativo. Ésta debe producirse considerando tres vertientes: interacción en relación con la realidad, en relación con los medios y materiales de estudio y en relación con los individuos que participan en un proceso formativo de construcción de conocimientos.

Los productos son el resultado de la objetivación de los conocimientos y deben ser establecidos desde la estructuración del currículo, desde el diseño del ambiente mismo.

Otra dimensión que conviene considerar es la mediación pedagógica que incluye la acción del docente, entendiendo a éste como un ambientador y propiciador de nuevos aprendizajes. *7

Considerando que el diseño y la estructuración de un ambiente de aprendizaje, requieren de la visualización del sistema formativo, podríamos hablar de los siguientes elementos presentes en un sistema de aprendizaje:

Los contendidos, que representan la información trabajada pedagógicamente y que se plasma en los materiales.

Los contenedores, que nos permiten almacenar y contener la información clasificada de los materiales.

Los materiales, que son la base de un programa educativo y que implica tanto la organización de la información como su cantidad y manejo.

Las herramientas son los objetivos y equipos para el tratamiento de la información y son llamados utensilios o instrumentos.

Los espacios de producción y ejercitación son aquellos que permiten verificar que los materiales y contenidos hagan posible la construcción de un diálogo.

Los espacios de exhibición se refieren a la exposición de los materiales para la interacción, la calificación, la gratificación y la estimulación.

El equipamiento, que se refiere a la infraestructura tecnológica y arquitectónica, donde entran en juego los criterios de adaptabilidad, flexibilidad, configuración y facilidad de acceso.

Recapitulando, dentro de la modalidad de educación a distancia, un ambiente de aprendizaje implica una dedicación especial para asegurar al alumno un entorno favorable de aprendizaje, un cuidadoso diseño del sistema educativo, que contemple una arquitectura adecuada, un diseño exprofeso de los contenidos y de los soportes mediatizadores.

Es importante señalar que un ambiente de aprendizaje debe entenderse como un contexto mental más que físico y tecnológico *8. Es de gran valor lo señalado por Marta Mena (1992) *9 al establecer como parte del contrato pedagógico, los materiales y el sistema tutorial como estrategias que estimulan la generación de contextos favorables al aprendizaje en los programas a distancia.

Primeramente, propone el establecimiento del contrato pedagógico como un acuerdo básico entre alumnos y docentes para establecer las obligaciones y derechos para la acción educativa y, de este modo, clarificar y expresar lo que se espera de los actores dentro del proceso formativo, ya que muchas veces no se logra que los alumnos visualicen los escenarios de esta modalidad.

Mena sugiere como bases de ese contrato pedagógico, la diferenciación de roles y funciones entre el alumno y el profesor o tutor, la explicación de los materiales y contenidos, los tipos de tutorías, el carácter de las actividades, las posibilidades y momentos de interacción, así como las características de la evaluación y las condiciones de acreditación. Para esta autora cobra vital importancia el aspecto motivacional de los materiales didácticos, así como sus contenidos y estructura, a fin de que propicien en el alumno un clima para la reflexión, el intercambio y la discusión.

Resulta entonces que el contrato pedagógico, el material y el sistema tutorial conforman un soporte característico de la modalidad de educación a distancia y permiten crear condiciones favorables para que el alumno se desarrolle en un clima "amigable" para su aprendizaje.

La importancia del estudio independiente en la educación a distancia

Es estudio independiente tiene varias concepciones que varían según el entorno, económico y cultural de cada sociedad; no obstante, también se puede tener una visión generalizada de lo que es el estudio independiente y sus principales características.

En primera el estudio independiente es aquel proceso de aprendizaje consciente, regulado y autodirigido que una persona emprende de manera personal y responsable, con la finalidad de obtener un conocimiento o conocimientos en específico. Puede incluir la asesoría de un tutor o puede ser individual, lo importante es que la persona aprende de manera "personal y autónoma."

Entendamos al estudio independiente, entonces, como un proceso autodidacta de adquisición de aprendizajes, experiencias y habilidades.

Charles Wedemeyer (1971), expone que el estudio independiente es aquel en el que los estudiantes no aprenden directamente de los maestros o tutores, sino que aprenden de manera autónoma, y los instructores funcionan como guías, como embalajes y como facilitadores de información y agentes de motivación y evaluación. Él opina que el estudio independiente debe depositar la mayor cantidad posible de decisiones en el estudiante mismo, y no en la persona o institución que "imparta" la educación.

Existen notorias diferencias entre un proceso de educación a distancia y un proceso educativo escolarizado en el que las y los alumnos comparten sus experiencias, dudas y actividades con un maestro o tutor, siempre presente. Las actividades se generan y aclaran al interior del grupo y, por lo general, el profesor es la persona encargada de decir, cómo, cuándo y y de qué manera se realizarán y se abordarán cada uno de los contenidos programados. En cambio en la educación a distancia, las alumnas y los alumnos no se encuentran en ni siquiera en el mismo espacio geográfico que los instructores, de tal manera que que existe una distancia física y una distancia transaccional, la cual medimos de acuerdo al grado de posibilidad de diálogo y asesoría que ofrezca el programa en cuestión. Por el motivo anterior, en un proceso a distancia la responsabilidad directa de aprender y organizar el tiempo para realizar las actividades recae en el estudiante. Retomamos aquí el punto anterior, el estudio independiente es una parte, si no indispensable, al menos muy importante en un proceso de educación a distancia, ya que el alumno será el responsable de elegir los métodos de acción, los tiempos de realización de las actividades, las formas de búsqueda de información y de reforzar sus aprendizajes de manera autónoma e individual, de ahí la importancia de conocer las características y las formas para lograr un exitoso y eficiente estudio independiente.

El estudio independiente como proceso y como conjunto sistémico de actividades, también debe contar con elementos que permitan una eficaz obtención de aprendizajes. Entre esos elementos podemos mencionar los siguientes:

El contenido a aprender y el material: Deben ser significativos para el estudiante, contar con una adecuada estructuración, claridad y organización y, de preferencia, que el estudiante haya participado activamente en la definición de los contenidos a aprender.

Los conocimientos previos: Los aprendizajes previamente adquiridos son fundamentales para alcanzar nuevos conocimientos. El cúmulo de conocimientos, habilidades y actitudes que hemos aprendido a lo largo de la vida, son determinantes en la probabilidad de éxito/fracaso al iniciarse en el estudio independiente.

Motivación: La motivación es fundamental para llevar a buen término un proceso de aprendizaje autónomo; si el estudiante no esta motivado, la relevancia del estudio se ubica en un término mucho más bajo que otras de sus diversas prioridades. Generalmente la persona que se inicia en el estudio independiente tiene una motivación intrínseca (que puede encontrar su origen en diversas causas según sea el caso), que lo empuja a adentrarse responsablemente con la finalidad de obtener un nuevo aprendizaje.

Estructura, organización y diálogo: Estos tres elementos son considerados básicos en un buen programa de estudio independiente, ya que esta modalidad educativa debe centrarse, no en la enseñanza, sino en el aprendizaje. De tal forma, el papel de los asesores se ve supeditado al proceso en sí, fungiendo solamente como líderes grupales, agentes motivacionales y diseñadores de estrategias y actividades. La organización es también fundamental, ya que en ésta se contemplan todo el proceso desde la definición de tempos a nivel macro, la estructuración de contenidos, la planeación de asesorías y tutorías, etcétera. Por último el diálogo, para que un proceso de estudio independiente, a través de la educación a distancia tenga éxito, se requiere que el programa cuente con esquema dialógico óptimo para la consecución de los objetivos. El diálogo se entiende como la posibilidad de intercambiar la información a través de distintos medios (tecnológicos en la actualidad), lo que permite al estudiante independiente contar con el apoyo, la guía, la retroalimentación y la evaluación de un experto, quien sin ser el centro mismo del proceso, aporta sus experiencias y conocimientos para favorecer la consecución de las metas propuestas por las y los estudiantes independientes.

Todos estos elementos sistematizados bajo una estructura lógica dan como resultado un buen programa de estudio independiente. Con base en ellos, se desarrollan todas las acciones encaminadas al logro de los objetivos. Éstos deben ser coherentes con la planeación de los contenidos, es decir, que coadyuven de alguna manera en la adquisición de aprendizaje en cuestión; deben estar centrados indiscutiblemente en las y los alumnos, no en el programa ni en los instructores; deben promover la explotación de las capacidades personales, así como tener una flexibilidad controlada para el desarrollo de las mismas, de tal manera que permita aplicar diversos métodos y significados de acuerdo a la calidad y cantidad de los aprendizajes previos de los estudiantes inmersos en el proceso.

Como nos podemos dar cuenta, la educación a distancia se apoya, invariablemente, en el estudio independiente, ya que, por obvias razones de forma y planeación, es el procedimiento ideal para obtener los mejores resultados de aprendizaje que se propone esta modalidad educativa.

Ahora me ha dado por aprender a tejer. La verdad no se de donde nace este interes pero he encontrado en esta labor un toque de relajacion increible. Desde niña vi a mami tejer, wow tenia una agilidad y me quedaba con los ojos como platos viendola, en verdad me impresionaba, pero no tenia en ese entonces un interes tan fuerte por aprender. Ahora que estoy tejiendo me siento muy bien, y encuento que no me enojo tanto con las cosas de la casa, y el trabajo. Estoy FASCINADA!!!

Se están perdiendo habilidades

El sistema de vida actual, además de propiciar la atención dispersa pues exige al individuo poner atención a varias cosas a la vez, está causando la pérdida de muchas habilidades.