La inquietud que causa en los compañeros el comportamiento inestable de alumnos con problemas de aprendizaje como la dislexia y la atención dispersa puede provocar en alguno de los compañeros fuerte irritación y accesos de ira.

Todos: víctimas agresores y testigos padecen de desajustes en las relaciones sociales, por lo tanto todos necesitan aprender nuevas habilidades sociales.

El juego es una manera muy eficaz para desarrollar habilidades de este tipo.