Cuando una persona está deprimida puede tener bloqueada la capacidad para disfrutar de las cosas. Es bueno intentar alguna actividad divertida que no se te hubiera ocurrido antes, como pintar con los dedos.


Expresa tus emociones pintando, dibujando, haciendo mandalas, bailando, cantando, etc.


El pintar o bailar etc. es más divertido cuando lo practicas con otra persona al menos y es más fácil que continúes realizando esa actividad con mayor alegría.


Dedica tiempo a jugar con una persona con la que te lleves bien o con tu mascota.


Encuentra algo de qué reírte; como una comedia, por ejemplo. La risa ayuda a levantar el ánimo.