La educación es importante indudablemente, pero lo más significativo es la autenticidad interior.

Es una manera sencilla de entender el azar. Las estadísticas bien realizadas pueden determinar con que probabilidad se puede presentar determinado suceso. El azar no puede atraerse, pero si puede calcularse qué tan probable es que algo suceda.