La única manera permanente de tener el control es controlándote a ti mismo. Si no te controlas tú alguien te va a controlar todo el tiempo.
El Yoga es un buen método de aprender a controlarse. Cuando tienes el control sobre ti mismo nadie puede controlarte, colaborarás o no según convenga. Pero si pierdes el control de tus impulsos fuertes a cada rato, todo el mundo te tratará de controlar todo el tiempo.

Quizá no te comprendes tu mism@ y cada quien se dedica a pensar en sí mismo. Pero en cuanto te entiendas, notaras que te entienden más de lo que creías, sobre todo las personas que tienes cerca.

Normalmente los amigos se separan algún tiempo porque cada uno se va a sus amores: la novia, la carrera, el trabajo… Pero si la amistada ha sido verdadera volverán a encontrarse.

Tu mismo(a).
Sólo eres feliz cuando eres auténtico(a) contigo mismo(a)