Si no hubiera sido por la envidia, esta ranita aún estaría croando alegremente en su charca.

• Un hombre, pasando por un monte, encontró una culebra que ciertos pastores habían atado al tronco de un árbol, y, compadeciéndose de ella, la soltó. Recobrada su fuerza y libertad, la culebra se volvió contra el hombre y se enroscó fuertemente en su cuello.

La inquietud que causa en los compañeros el comportamiento inestable de alumnos con problemas de aprendizaje como la dislexia y la atención dispersa puede provocar en alguno de los compañeros fuerte irritación y accesos de ira.