Una serpiente y un águila luchaba entre sí en un conflicto mortal. La serpiente atacaba traicioneramente y estuvo apunto de matar al ave.
Un campesino las vio y, corriendo, atacó a la ponzoñosa serpiente mientras el águila voló libre; la serpiente irritada por la fuga de su presa, inyectó su veneno en el guaje en el que el campesino llevaba su agua.
El campesino ignorante de su peligro, estuvo a punto de beber, pero en eso el águila bajó, agarrando el guaje envenenado, se lo llevó a lo alto y derramó su contenido, salvándole así la vida.

Moraleja
Habrá nobleza para el que ha actuado con nobleza.

Muy frecuentemente se deja de ver la justicia inmanente que hay en las consecuencias de los actos injustos. Aunque la impunidad es muy frecuente en nuestros días, dicha justicia inmanente siempre se cumple.


Quien comete actos graves o leves de injusticia nunca tiene confianza en aquellos que le rodean. Viven llenos de miedos, amarguras y resentimientos. Nadie soporta vivir con quien es gravemente injusto, así que quienes le rodean están ahí obligados.


Aquellos que son injustos tampoco están en paz consigo mismos por lo que siempre abusan del alcohol o de las drogas; no consiguen conciliar el sueño y viven realmente en un infierno de soledad aunque estén rodeados de lujos.

 

 


La violencia femenina hacia las personas cercanas es muy difícil de detectar y de resolver, sobre todo por las víctimas de dicha violencia. Se da como un modo de relación con las personas cercanas afectivamente desde la infancia y es causada por la obsesión de dominar a aquellos que la rodean.


Al mismo tiempo que causa daño se presenta como víctima. Quiere que la quieran y que no se desquiten con ella de sus majaderías. Al mismo tiempo siente afecto por la persona a la que hace su víctima y la quiere controlar para que toda la atención y dedicación de su víctima se dedique a ella. Es un sentimiento no razonado de que tú eres para mí, no para nadie más, ni siquiera para ti mismo.


Es muy difícil para la víctima notar que es víctima de dicha violencia, porque le causa un conflicto afectivo muy fuerte a l mismo tiempo se le exige y se la rechaza. Este tipo de violencia es dirigida por igual hacia hombres o mujeres cercanos afectivamente: padres, hermanos, amigos y amigas. Es producida por un miedo a perder el control de los afectos y por lo mismo no aprende a dar afecto espontaneo porque siente temor de que su afecto sea controlado como ella trata de controlar el de los demás.

Porque lo que quieren de ti no es justo.

Porque de esa manera no te agradecen nada.

Porque te lo exigen como una obligación y no quieren reconocer que eres libre de dar o no dar lo que te piden, sin siquiera decirlo con palabras para no admitir tu colaboración.

Porque de lo que se trata es de abusar y someter no de solicitar y agradecer.

No permitas que te lastimen por tus buenos sentimientos