La educación formal actual no está apoyando a los estudiantes a descubrir sus mejores habilidades, ni los fomenta cuando aparecen.

La actitud es la clave para que el trato con las personas sea un encuentro agradable y no un desencuentro amargo y solitario.

Gritar aleja: Cada vez que le gritamos a alguien, ponemos una piedra de un muro que nos separa.

 

Quien todo el tiempo encuentra lo que haces mal, simplemente está tratando de reducir tu seguridad en tu criterio.
Quien pretende someter se dedica a bajar la autoestima de los demás. Busca otra referencia para reforzar tu criterio y de ser posible aléjate de quien no respeta ni valora tu trabajo.