He visto mujeres fuertes que son rechazadas por su fortaleza.
 
He visto hombres fuertes que son rechazados por no someterse a la injusticia.
 
He visto hombres y mujeres valiosos que son combatidos por su gran valía.
 
He visto personas que agreden a quienes los aprecian por apreciar a quienes los desprecian.
 
He visto a mucha gente amargarse porque en las relaciones familiares falta oxígeno.
 
He visto como tanta violencia negada, violencia emocional, carcome personas, ciudades, naciones enteras.
 
Y a pesar de todo he visto gente que se dona a aquellos que más quiere, he visto gente que crea, que produce, que construye aunque nadie los tome en cuenta.
 
¡Qué frustrante y que gloriosa puede ser la naturaleza humana!