Asertividad y Autoestima

 

 

 

 

 

Enero - Febrero de 2013

Asertividad y Autoestima

 

Todos hemos recibido golpes a nuestra autoestima y el esquema básico es el que sigue:

Cuando uno ofrece un signo de afecto, ya sea una sonrisa, una atención, colaboración, servicio, etc. y recibe a cambio un rechazo, inclusive una agresión verbal, el dolor producido nos causa desde tristeza hasta rabia o tal vez ira. Si uno, para sentirse mejor, se desquita o se venga, produce dentro de uno a lo mejor una satisfacción momentánea; pero a la larga se causa un problema mayor de autoestima. Trataré de explicar el proceso:

 

La agresión produce agresión como respuesta y se desencadenan una serie de agresiones cada vez mayores, con las consiguientes laceraciones internas. La creencia que el otro se va a someter a nuestras agresiones y entonces será amable es totalmente falsa. El que es agredido continuamente no tiene motivos para ser amable, lo menos que puede hacer es alejarse del agresor como defensa, sino responde con las mismas agresiones o mucho mayores. Entonces la agresión produce lo contrario de lo que se quiere y el entorno se vuelve hostil, ya no hay cooperación, no hay armonía, no hay paz pues no hay justicia (la agresión no es justa es un abuso hacia otro) no hay oportunidad al reconocimiento, no hay afecto... sólo expectativa de violencia y más violencia.

Si quiere leer más adquiera el libro en nuetra tienda en el área de material didáctico Asertividad y Autoestima

 

 


Cuando uno no encuentra un entorno acogedor se siente humillado, rechazado, despreciado... en fin son golpes a la autoestima, golpes producidos por el agresor, pero que bajan la estima tanto del agresor como del agredido. En un ambiente así ¿cómo promover nuestra propia autoestima?
Cuando alguien desprecia al que le ofrece una sonrisa, colaboración, un servicio, un afecto, es muy difícil que quiera ofrecerlos a los demás pues se siente expuesto al desprecio, al rechazo, al abuso.

Cuando uno aprende que el valor personal aumenta en la medida que comparte, en la medida que uno es cordial y que nuestra valía no esta medida por la opinión ajena o la capacidad de recibir o apreciar lo que uno es y ofrece, sino que es un valor unido a nuestro ser, nuestra autoestima se cimienta en la realidad, no es una imagen frágil sino una verdad consistente. Por eso la regla de oro dicha por Jesucristo en: “Trata a los demás como quieras que te traten” o dicho de otra manera “no hagas a los otros lo que no quieras para ti”. (Mt. 7,27)

En la medida que uno es cordial el ambiente se vuelve grato y la persona se siente aceptada, amada, respetada, valiosa. Para esto se necesita responsabilizarnos de nuestros propios actos y de las consecuencias de los mismos.

 

 

 

No necesita reenviar este boletín, en su lugar sugiérale a sus amigos y contactos que se inscriban aquí para recibir el boletín o envíeles la siguiente liga:

http://estudiosindependientes.com/index.php?option=com_content&view=article&id=279&Itemid=31

Noticias sobre educación y cultura


¿Se puede diagnosticar precozmente la dislexia?

Entendiendo la dislexia como un trastorno del desarrollo, que tiene su origen en dificultades fonológicas es razonable pensar que se pueden observar manifestaciones previamente al inicio de la lectura. Los síntomas precoces que suelen exhibir los niños disléxicos en la etapa preescolar se resumen en la continuación:

• Retraso en el lenguaje.
• Confusión de palabras que tienen una pronunciacion similar.
• Dificultades expresivas.
• Dificultad para identificar las letras.
• Dificultad para identificar los sonidos asociados a las letras.
• Historia familiar de problemas de lecto-escritura.

Sin embargo, si bien la presencia de los síntomas enunciados deben alertar sobre la necesidad de ofrecer medidas preventivas, que mejoren las capacidades preceptoras, no es posible en una edad temprana establecer con seguridad el diagnostico de dislexia. Entre los malos lectores iniciales habrá un grupo que a pesar de adquirir lentamente las capacidades lectoras, estas alcanzaran un nivel satisfactorio, aunque más tarde de lo previsto. Estos casos se pueden interpretar como un retraso madurativo, y no se debería aplicar el diagnostico de dislexia, sino que sería más ajustado diagnosticar de retardo simple de la lectura o simplemente mala capacidad lectora. De todos modos la idea de que puedan existir malos lectores o disléxicos como dos grupos separados no está aceptada de forma generalizada y el debate no está resuelto.

Leer más


 

 

Dona al CEID

El Centro de Estudios Independientes a Distancia, A.C. (CEID) es una organización sin fines de lucro que gracias a nuestros colaboradores ha podido desarrollar cursos y materiales para apoyar al desarrollo de todas las personas. El CEID no recibe dinero del gobierno o de corporaciones, es por esto que su apoyo es crucial para nuestro trabajo, y grandemente apreciado.

 

Donar

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Información Adicional